POEMAS DE ISABEL MIRALLES

 

Imagen hallada en internet

La luna¬Ö

 

Dejad que la luna llore,

dejadla con su dolor;

un lucero la hirió

en lo más profundo de su corazón

 

dejadla que rompa sueños

que haga trizas la pasión,

que las lágrimas derrame

y lo guarde todo en un arcón

 

dejad que rompa su amargura

y deshaga el nudo que le ató,

que neutralice embrujos y hechizos

y los tire al pozo más hondo,

lejos, muy lejos, de su ilusión

 

¡dejad que la luna llore,

respetad su dolor!

 

 

Isabel Miralles

13-10-2008

 

 

 

 

Dejad vuestro saludo en el libro de vistas. Gracias

Eres el visitante número:

 

volver