POEMAS DE ISABEL MIRALLES

Imagen encontrada en internet

 

LAMENTO

 

Ante la fuerza del quejido,

del lamento,

enmudeció mi boca

para no gritar,

se replegó mi corazón

para no sangrar.

Mis sueños, ayer gaviotas,

quebraron sus alas

al no tener donde anidar.

 

Se cubrió el cielo¬Ö

lloró perlas amargas,

y el mar, mi amigo,

se desnudó de azul

se vistió de gris.

Y en la playa,

en medio del vendaval

que azotaba mi costa,

mi alma, incrédula, desfalleció

en un mar de tristeza.

 

Isabel Miralles

30-12-2008

 

 

 

 

Dejad vuestro saludo en el libro de vistas. Gracias

Eres el visitante número:

Free Website Counter
Free Website Counter

 

 

 

 

volver